Un sentimiento, un sueño y un…. ¿porqué?

Lejos de ser una critica social, en este post relato una experiencia que vivi el pasado Domingo en las calles de Hong Kong, una experiencia que muchos de vosotros me habéis solicitado por diferentes medios.

Tras tres largas horas de retraso, llego a Hong Kong mi último destino en China.

Cuando por fin llego a mi hostel, mi cuerpo y mi cabeza pedían a gritos una buena siesta o dormir hasta el día siguiente, por otro lado mi corazón, latido tras latido repicaba que saliera a descubrir esta ciudad que visite años atrás con mis padres.

Ahora todo es diferente, voy con dos mochilas llenas de ilusión junto a un apasionante proyecto.

Salgo a descubrir la ciudad con un mapa y noto como los pies se hunden en un asfalto que parece chicle debido a los 45 grados de temperatura mas la humedad que reina en el ambiente, a uno le dan ganas de sentarse en uno de esos enormes y acondicionados centros comerciales que inundan las calles abarrotadas de gente, dios mío he perdido la cuenta de cuanta gente hay en la calle, en algunos momentos llego a perder el sol como  único punto de referencia valido.

Paso tras paso, noto como el sudor empapa la camiseta, el pelo parece segregar toda el agua que tengo dentro de mi cuerpo, es una sensación que no había experimentado antes.

Tomo la arteria principal de la ciudad Central District y de pronto una nueva invitada hace acto de aparición, al principio es suave y refrescante pero pronto se vuelve agresiva y llena de furia, se encarga de empapar de nuevo mi camiseta, mis pantalones, zapatillas y calcetines, en tales condiciones veo a mi alrededor como todos se refugian de esta inesperada invitada, a mi curiosamente me da por cantar y reír. ¿Estaré bien de la cabeza? me pregunto a mi mismo, al alzar mi cabeza observo a mi inesperado público atónito y sorprendido de mi reacción.

Avanzo decidido a ver mas..

DSC08650

Pero cual iba a ser mi sorpresa cuando veo que justo en la base del edifico del banco de china, hay cientos de mujeres encima de cartones, custodiadas por guardias de seguridad, observo como se hablan, sus gestos, sus miradas, y de nuevo ese sentimiento de curiosidad me invade,  hace que pregunte si .. ¿hablan inglés?, me miran con cara de sorpresa ya que todo el mundo las observa con otro tipo de sentimiento diferente al mío.

DSC08612

Al fin y con mi persistencia logro que una chica joven no tendrá mas de 17 años tenga una conversación conmigo.

Ella es la que me indica quien me puede explicar el porque y casi sin pretenderlo hace de traductora, son inmigrantes Chinas en su gran mayoría.

Por supuesto no me autorizan a grabar la conversación y mucho menos a realizar foto alguna, las que tengo son lo que comúnmente se reconoce como robados.

¿ A que se dedican mayoritariamente?

Nos dedicamos a tener en perfecto estado de revista todos estos gigantescos edificios de acero y cristal, somos las que cuidamos de que no falte detalle alguno y que todo tenga el aspecto que nuestros superiores nos exigen.

¿ Son Todas mujeres ?

Sí, limpiamos a mano los suelos y habitualmente los hombres están encargados de tareas de mantenimiento.

¿De donde es Usted?

Responde  que de un pueblo del interior de China, el cual no desea expresar el nombre, lo respeto y continuo..

¿Tiene familia en su pueblo? ¿Marido? ¿Hijos?

Si ellos perciben el 90% de  mi sueldo y el 10 % es para pagar la habitación donde dormimos 20 mujeres y la comida.

¿Que saben sus hijos acerca de su trabajo?

No responde, pero observo como dos lagrimas surcan su rostro, su mirada se apaga y la tristeza hace acto de presencia en su rostro.

YO, Seguro que están orgullosos de su madre, sabe la admiro, en breves décimas de segundo noto que su rostro vuelve a ser el de antes. Asustado de que no quiera responder mas. Le pregunto la pregunta que hizo un cambio radical en mi conversación.

¿Cual es su sueño?

Hay querido, que mis hijos crezcan sanos y fuertes, estudien y puedan trabajar algún día en uno de estos edificios.

¿Y si quieren ser..  no sé aventureros ? ¿ Cómo se sentiría?

Su respuesta me dejo sin palabras, mientras sean felices que sean  lo que deseen, menos trabajar como nosotras, por bajos salarios y condiciones infrahumanas para poder pagar su educación, ¿Veo que tienen cajas llenas de ropa? ¿Para que son?  Para vender esas prendas y obtener un ingreso mayor.

¿Se reúnen siempre así?

Sí, forma parte de nuestra cultura. Es un modo de protección que tenemos y nos sirve para apoyarnos unas a otras.

Gracias por sus palabras y por su tiempo.

Lo que ellas no sabían y tampoco existe ninguna imagen por respeto hacia ellas fue lo que mi proyecto defiende que una flor cambia un día gris, por uno lleno de color.

Fui a una floristería y compre 200 rosas y se las regale a cada una de ellas, fue un momento mágico, no encuentro un adjetivo para transmitir lo que sus ojos me expresaban, no hubo besos, no es su costumbre, no hubo un tse tse, (Gracias), Hubo mucho más que eso, encontré en cada una de esas 200 miradas, ternura, emoción, sorpresa, alegría.

Esta experiencia estoy convencido que jamás la podré olvidar….

La aventura sigue….

Lamento no haber mantenido mas activo el blog. No siempre encuentro una buena conexión.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Un viaje mitico, un tren legendario.

Y…..

Cómo si de un sueño se tratase, esta madrugada a las 23:45 Hora de Moscú, subiré a un tren  que todo buen viajero quiere viajar una vez en la vida. El Transmogoliano, Transiberiano o Transmachupiano.

Un nuevo reto a superar

¿ Resistiré 5 días en un tren?

Este es un nuevo reto psicológico un verdadero viaje de integración con 3 culturas totalmente diferentes a la mía.

trans

Preparativos Transiberiano – Transmongoliano- Transmachupiano

 

¿Qué es el Transiberiano?

Por lo general se cree que el Transiberiano es un Tren, pero realmente no es un tren, es una Ruta Férrea que une Moscú con las lejanas ciudades Siberianas hasta llegar a Vladivostok, a la orilla del Océano Pacifico.

A esta ruta hay que sumarle dos variantes, el Transmongoliano, la ruta que une Moscú con Beijing pasando por Mongolia, y el Transmanchuriano, que también comunica Moscú con Beijing, pero en este caso atravesando la antigua Manchurria en China.

Las tres rutas pasan por Irkutsk, a la orilla del lago Baikal, y desde allí cada una toma su camino.

La ruta que he elegido es el Transmongoliano. Desde Moscú hasta Ulan-Bator en Mongolia hasta llegar a Beijing.

Para hacer este recorrido estaré dentro del tren 5 días tan solo parando solo 30 minutos en las paradas que tenga establecidas, para estirar las piernas y comprar algo de comida.

Tendré la suerte de conocer tres culturas diferentes, con la dificultad de intentar entender, o hacerme entender, en tres idiomas diferentes, el Ruso, el Mongol y el Chino. Además de estar en lugares donde leer o escribir será imposible gracias a la complicada forma de escribir que tienen.

Esta es una ruta que pasa por dos continentes, Europa y Asia, y de más de 10.000 kilómetros de recorrido.

Esta Ruta Férrea se construyó al final del siglo XIX, y es la ruta férrea más larga del mundo.

Para empezar con este viaje lo primero fue conseguir los visados para los tres países.

Para conseguir la documentación hace falta tiempo, aconsejo empezar unos tres meses antes de empezar el viaje, para no tener problemas.

Visado Ruso.

Rusia es un país ex-comunista, y todavía tiene un complicado sistema burocrático.

Para poder obtener el Visado primero hay que pedir una invitación (Vaucher), luego con la invitación y una serie de papeles hay que enviar los documentos al Consulado Ruso y esperar que te den el Visado.

También hay que tener un seguro de viaje (obligatorio) válido por todo el mundo. Los tres países te lo piden, y sin seguro no te conceden el visado.

El seguro lo hice en Mapfre.

Visado Mongolia.

Para los europeos y si tu estancia es menor de 30 días no es necesario visado.

La ruta va a ser esta:

Rusia: Moscú.

Mongolia: Ulan-Bator, … y una vez allí veré las diferentes opciones, con la complicación del idioma.

China: Beijing.

Es un viaje que se construirá día a día… totalmente a la aventura, hacia tierras salvajes…

 

Como comprar los billetes del Transiberiano

Existe un billete único que lleva desde Moscú hasta Vladivostok o hasta Beijing. Pero no puedes bajarte del tren.

La forma más común para hacer este recorrido y disfrutar de sus lugares, es comprar billetes por cada trayecto.

No existe un billete tipo Interrail donde puedes bajarte y subir al tren a tu gusto.

Hay varias formas de comprar los billetes.

Una es comprarlo sin muchas complicaciones con una agencia por internet. Puedes comprar los pasajes, pero claro, pagando una comisión. Todos los que he conocido en el Hostel que van a realizar ese viaje han hecho ese tipo de compra.

La forma más barata para comprar los billetes en Rusia del Transiberiano es ir directamente a las taquillas (Kacca) de las estaciones.

Uno de los problemas más importantes cuando compras los billetes en las taquillas en Rusia es que casi nadie habla inglés. En el hostel (Godzillas Hostel) donde me hospedo en Moscú la chica de recepción me ayudo a traducir lo que necesitaba para comprarlo.

Como primero, desde casa, mire por Internet los horarios de los trenes.

Eso quieres decir que en los billetes aparece siempre el horario de Moscú, NO el horario local.

Hay que pensar que Rusia es el país más grande del mundo y entre un extremo y otro hay 9 zonas horarias.

La Kacca (taquilla) Rusa.

El billete lo compre en Moscú en la estación de trenes.

La primera experiencia fue bastante caótica. Lo bueno es que la caoticidad de las taquillas la hay solo en Moscú.

En Moscú hay muchas kacca, con colas dinámicas. Eso de la cola dinámica es porque, al parecer, había personas que se ponían en varias colas a la vez, cambiando de cola cada momento y pretendiendo mantener su posición en la cola que abandonaban y volvían a retomar de nuevo. Hasta que por fin conseguí llegar a la ventanilla.

Por suerte, en general, las mujeres de las taquillas que me tocaron fueron muy amables, sobre todo si consigues sacarle una sonrisa.

Las tipologías de los vagones:

Existen tres clases de vagones, la primera clase, la segunda clase (Kupe) y la tercera clase (Platzkart).

La clase Kupe es básicamente un compartimiento para 4 persona con dos literas abajo y dos arriba. Los compartimentos son pequeños, 180×180 cm. Yo he optado por la clase Kupe.

Conclusiones.

Y después de estos conocimientos básicos hay que armarse de tranquilidad y alegría. No hay que preocuparse mucho. En general la gente es muy amable y curiosa.

Hasta mi próxima conexión el sábado día 09 de Agosto…

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Copenhague (La ciudad sin sonrisa)

Son las 10:00 de la noche cuando aterrizo en Copenhague, es hora de dirigirme al metro, ¿Cual seria mi sorpresa cuando observo el metro, el cual es totalmente mecanizado, no hay conductor y las paredes que separan el anden de las vías sirven para que si alguien tiene la intención de cometer una locura no pueda, es genial.

Me llama poderosamente la curiosidad, que la gente no sonría, les pregunto cómo puedo llegar al hostel y no encuentro en nadie cómo llegar, al final y tras muchas vueltas cansado y empapado doy con él, pero por un error esa noche no tengo habitación y debo de irme a dormir a otro hostel.

A la mañana siguiente vuelvo al hostel y me establezco, perooo ¿Cuál seria mí sorpresa?

Cuando visito la ciudad y veo que nadie sonríe, todos andan concentrados y serios me pregunto ¿Cuales serán sus emociones? ¿Cómo puedo hacer para robarles una sonrisa?

Mis preguntas no encontraban respuesta, por lo que después de visitar varias floristerías para poder entrevistar y conocer mas de aquella “seria” ciudad, doy con un florista de origen Turco, el cual amablemente accede a  tener una entrevista y me dice para mi sorpresa que allí la gente no es feliz.

Pero como no soy de los que se quedan con la primera respuesta, por mi parte decido investigar un poco mas sobre la ciudad y voy a visitar parques y lugares de reunión públicos para encontrar que no sonríen ni entre ellos.

DSC00111No contento con eso me dirijo al Tivoli, famoso parque de Copenhague y allí veo que gritan emocionados con las atracciones pero los niños están serios en las mas divertidas atracciones ¿Sera verdad aquello que me dijo mi compañero de profesión?

Me voy de Copenhague con una sensación agridulce de ver como nadie sonríe.

Ahora a por el siguiente destino ¿Cómo sera?

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail