Todas las plantas son inmortales, con las condiciones adecuadas

Todas las plantas son inmortales, con las condiciones adecuadasEn condiciones favorables, las plantas no pararían de crecer nunca,13246365_10201660581394345_5139624417582665344_o

En condiciones favorables, las plantas no pararían de crecer nunca,

 

Es cierto que todas las plantas terminan muriendo, pero en condiciones favorables podrían seguir viviendo por varios siglos. De hecho, el organismo vivo no clonado más antiguo del mundo es un árbol de casi cinco mil años. Las plantas son diferentes a los animales en diversas formas más allá de la apariencia. Ellas cuentan con lo que se conoce como “crecimiento indeterminado”, según explicó el blog de la Universidad de California en Santa Bárbara. Eso significa que, por el contrario a los animales, no hay un tamaño definido o edad cuando una planta se considera madura o vieja.

 

Con las condiciones correctas, una planta puede seguir creciendo sin limitaciones. Los únicos inconvenientes que podría encontrar serían que, eventualmente llegarían a ser tan grandes que su tronco no podría aguantar su propio peso; y que el agua ya no podría viajar tan lejos desde sus raíces hasta sus ramas. Existe una segunda gran diferencia entre animales y plantas: la mayoría de células vegetales pueden cambiar en cualquier momento en otro tipo de células, dividiendo el proceso muchas veces en un sistema que se llama “perpetuamente enbrionario”. Esta es la razón también por la que las plantas pueden crecer de forma indefinida.  Lo anteriormente explicado puede ser comprobado hasta en casa: al pegar una hoja o rama verde en un vaso de agua, con el tiempo empezará a brotar raíces para empezar a crecer.

 

Los animales por el contrario cuentan con células madre que proporcionan una cantidad finita de divisiones. Estos organismos mueren porque las células dejan de dividirse y se desgastan -proceso conocido como ‘envejecer’-.        Muchos tipos de árbol pueden vivir miles de años. Otras plantas se hacen perennes al ‘crear’ nuevas plantas desde el final de sus raíces -nuevas plantas que repiten el mismo proceso varias veces-, lo que hace que una sola planta tenga varias millas de distancia y aunque parezcan muchas diferentes es un solo ser que vivirá aún así la matriz desaparezca.

 

13268271_10201660585754454_9135615742999339898_o

Pero las plantas no son siempre inmortales. Las condiciones de la naturaleza nunca son todo el tiempo favorables y pese a la capacidad de “crecimiento indeterminado” fallecen por causas externas como sequías, incendios, pestes, supervivencia o la mano del hombre.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *